jueves, 13 de octubre de 2016

IM Hawai .Factores que condicionan el rendimiento.


El Ironman de Hawai es la meta de muchos triatletas , no sólo aficionados .
Para la mayoría de ellos,  llegar allí es el gran premio a una temporada o a incluso a una vida deportiva . Sin embargo el simple hecho de estar allí presupone que el triatleta es de por sí muy competitivo ya que ha debido superar un proceso de clasificación cada vez más duro.
En muchos triatletas se observa sin embargo que el rendimiento esperado en Kona es inferior al obtenido en sus pruebas de clasificación .
Viajar al otro lado del planeta no es fácil, a las muchas horas de viaje hay que , sobre todo, tener en cuenta el factor económico ya que al menos son 10 días los que un triatleta va a permanecer en la Big Island. Casi 1000€ de inscripción , vuelo (aproximadamente 1000€) , alojamiento  (otros 1000€ para 10-14 días) y comida no especialmente barata hacen que el presupuesto no sea apto para cualquiera.

Una vez solventado el aspecto económico hay otros factores pre-competición muy importantes , todos ellos sobradamente conocidos pero a veces mal o difícilmente manejados por el triatleta.

Algunos de ellos son:

1. Carga de entrenamiento.
Podría parecer obvio que llegar a la gran cita sin hacer el entrenamiento adecuado sería un suicidio . Sin embargo sucede a menudo que tras conseguir la ansiada plaza para competir en Kona el triatleta se "relaja" y no entrena lo suficiente. Los motivos pueden ser puramente psicológicos , aguantar otro ciclo de entrenamientos puede ser demasiado duro (esto depende mucho de la fecha en la que el triatleta se haya clasificado) , o debidos a un calendario no óptimo para entrenar (para algunos entrenar en verano puede ser peor).
En general suele pasar entre los triatletas cuyo objetivo era clasificar consiguen su mejor pico de forma en la prueba clasificatoria , es el gran objetivo.
Y no sólo entre los GGEE , los profesionales también acusan el largo proceso de clasificación para Kona, en este análisis comprobamos cómo la mayoría de los profesionales que han debido luchar por la plaza hasta los últimos meses han obtenido un rendimiento inferior al esperado .

Por ello clasificar pronto es importante a la hora de preparar bien la cita hawaiana.

La puesta a punto puede además producir una sensación engañosa acerca del estado de forma, uno se ve ve descansado esos días , sí, ¿pero ha entrenado lo suficiente?

2. Adaptación al cambio de horario. 
Las 12 horas de diferencia con nuestro país significan que para evitar el temido "jetlag" lo ideal sería llegar con al menos 14 días de antelación . La gran mayoría de triatletas , y no sólo los  GGEE , no cumple este punto debido al presupuesto o a las obligaciones laborales.
La buena noticia es que la adaptación al viaje hacia el Oeste a priori es más llevadera ya que podemos ganar horas de sueño.
Para reducir los efectos del jetlag debemos comenzar una semana antes realizando algunos cambios , Alberto García Bataller nos lo detalla en este artículo.
Y en este otro , en inglés, tenemos aún más información.



3. Aclimatación al clima.
En Kona hace calor y humedad, es una obviedad . Con el caluroso verano de por medio en nuestro país esto no debería ser un factor muy importante , sin embargo hay que tener en cuenta la humedad si el triatleta vive en un clima seco.
Para los que vengan de climas más fríos se necesitan unos 10-14 días para realizar una buen adaptación.

4. Comidas.
Estamos de viaje en otro país y vamos a comer en restaurantes (muchos de ellos que no conocemos) probablemente más a menudo que en casa . Perdemos el control de los ingredientes y confiamos en lo que el restaurante nos sirva. La novedad puede hacernos probar comidas nuevas que quizás no nos vayan a sentar bien. Cuidado al elegir los sitios sobre todo para los de estómago delicado.
Me permito recomendar un lugar para comer y también hacer la compra, Island Naturals , donde hay una gran variedad de productos , es similar a la más conocida cadena Whole Foods.



5. Poco descanso.
Este último punto es a mi juicio el que más condiciona el rendimiento en el Ironman de Hawai.
Sobre todo en los novatos , la excitación es incontrolable , los días previos nadie deja pasar el nadar junto al mítico muelle , pedalear por la calurosa y soleada Queen K , correr por los alrededores del Natural Energy Lag , visitar la expo , turismo por la isla , etc.
El problema es no controlar la carga de estas sesiones , a menudo el triatleta "se flipa" y no descansa lo suficiente estos días.
Como dije en el primer punto , el entrenar menos produce una sensación extraña , el cuerpo está acostumbrado a entrenar más y sin darnos cuenta entrenamos más de lo debido en esos días previos.

Por supuesto todo ello es comprensible , somos humanos y la vida está para disfrutarla.

¿Sería preferible hacer los días previos como un profesional y quedar el 20º de tu grupo de edad o disfrutar del lugar y quedar el 40º?
Probablemente los triatletas con más experiencia y con mayores opciones a lograr los puestos de honor cuidarán mucho más estos detalles pero la gran mayoría en mi opinión haría bien en aprovechar los pocos días en la isla , quizás no haya una segunda oportunidad.

Y una aclaración final :
En español: Hawái.
En inglés: Hawaii.
En hawaiano : Hawai'i.

Aloha!





1 comentario: